Libros que gustan

Nuestro catálogo

La colina de Edeta
Ilustrador: Juan Ramón Alonso

Lectura recomendada para: Secundaria
Género literario: Novela

Sello: Planetalector
Colección: Cuatrovientos +12
Páginas: 256
Materia: Literatura castellana   
Encuadernación: Rústica

Comentarios: No hay comentarios

PVP (IVA incluido): 7.50€
Guia de lectura *
Solucionario *
(*) Sólo para usuarios registrados. ¿No tienes cuenta?

Resumen:

Lisias y su padre, comerciantes griegos, llegan al pueblo ibero de Edeta en el año 210 a. J.C. Allí, Lisias conoce a Ater, impetuoso y valiente, y a Imilce, la hermosa hija de la sacerdotisa. Entre los tres se forja una estrecha amistad. Corren tiempos difíciles: los cartagineses exigen cada vez más tributos a los edetanos, por lo que, cuando el general romano Publio Cornelio Escipión les promete ayudarlos a recuperar su libertad, luchan en sus flancos contra los cartagineses. Sin embargo, los romanos han llegado a la Península para obtener el mismo provecho que los anteriores invasores. Edeta y los demás pueblos iberos se rebelan, pero caen derrotados. Ater se queda impedido de las piernas a consecuencia de las heridas de guerra. Imilce decide elegirlo como esposo, y Lisias, que siempre ha estado enamorado de ella, se marcha a recorrer mundo y a conocer la tierra de sus padres, pero con la esperanza de regresar algún día, porque él ya se siente más ibero que heleno.

Fragmento:

«Este relato comienza en el año 210 a. J.C., cuando un comerciante griego y su hijo llegan, con sus mulas cargadas, a la ciudad ibera de Edeta (la actual Liria, en la provincia de Valencia). Por aquellos días, el general romano Publio Cornelio Escipión desembarcaba en la colonia griega de Emporion (la actual Ampurias) para continuar las luchas contra los cartagineses, iniciadas en la península Ibérica ocho años antes.

En la narración, en la que alternan hechos sencillos y cotidianos con importantes acontecimientos históricos, hay personajes cuyos nombres recuerda la Historia, como son los iberos Edeco, Indíbil y Mandonio, o el general romano Publio Cornelio Escipión; y, por último, los cartagineses Aníbal y Asdrúbal Barca, generales de los ejércitos cartagineses; pero hay también otros personajes cuyas vidas han sido imaginadas: Licos, el hombre de las palabras calmadas; Lisias, su hijo, el muchacho que soñaba con la emoción de marchar a lejanos países y con la alegría de regresar luego junto a sus amigos; Ater, el de la mirada indómita, para quien no había cielos más hermosos que los de Edeta; Imilce, la hija de la sacerdotisa, ante cuyos pasos no huían los animales libres; Noranus, el pequeño gran guerrero, que no quería dejar de ser niño; Attia, Amia, Norisus, Togialcos...»

Ideas centrales:

  • La guerra
  • La identidad del pueblo
  • La pertenencia a la comunidad frente a la vida del viajero
  • La amistad
  • La hospitalidad
  • La lealtad

Temas:

TEMAS

  • La guerra: Edeta se enzarza en guerras y luchas para conservar su libertad e independencia. Parece imposible que sus habitantes vivan en paz sin verse amenazados por invasores o por pueblos vecinos ávidos de riquezas. A causa de la guerra, mueren el padre de Lisias y el de Ater. El relato ilustra que, ya desde los albores de la historia, las guerras sólo producen destrucción y muerte.
  • La identidad del pueblo: La Edetania es un pueblo ibero con una identidad definida. Comparte rasgos con otros pueblos iberos, pero no tiene conciencia de formar con ellos una nación. Ambos viven en relativa armonía hasta que otros pueblos invasores deciden esquilmar sus recursos y recortar su autonomía. La colina de Edeta relata la lucha de una comunidad por defender su libertad e independencia.
  • La pertenencia a la comunidad frente a la vida del viajero: Ater y su familia están muy arraigados en su comunidad. Ater ha nacido y crecido en Edeta y, para él, no hay cielos más hermosos que los de su pueblo. Por el contrario, Licos y, en menor medida, su hijo Lisias son ciudadanos del mundo que ansían recorrer otras tierras. Cuando Imilce hace su elección, explica a Lisias que tanto él como Ater estaban en el corazón de la joven, pero que ella pertenece a Edeta, al igual que Ater, mientras que Lisias es un espíritu libre que desea descubrir nuevos horizontes.

VALORES

  • La amistad: A pesar de sus diferencias, Lisias, Ater e Imilce se hacen muy amigos. No importa que Lisias sea griego, y Ater e Imilce, íberos. Tampoco importa que Ater pertenezca a una familia humilde e Imilce sea la hija de la sacerdotisa, una de las personas más prominentes de Edeta. Los tres se aprecian, se respetan y se ayudan en los momentos difíciles.
  • La hospitalidad: Para la familia de Ater, es un honor acoger en su humilde hogar a Lisias y a su padre, a pesar de que éstos son dos viajeros desconocidos que llegan a Edeta a lomos de unas mulas. En la cultura edetana, la hospi-talidad era un deber y un rito.
  • La lealtad: Lisias es un amigo fiel. A pesar de no ser un guerrero nato y de albergar serias dudas sobre la victoria en la batalla contra los romanos, acompaña a Ater a la contienda. Tras la derrota, cuando Imilce elige a Ater como esposo, Lisias sufre, pero acepta la decisión y decide no interponerse, razón por la que abandona Edeta.

Transversalidad:

  • Lengua y literatura: la literatura histórica. Estructura y partes de la novela.
  • Historia y geografía: La península Ibérica entre los siglos VI a.C. y II a.C.
  • Educación ético-cívica: causas y consecuencias de la guerra. Su papel en la historia de la humanidad.

Competencias básicas:

Autonomía e iniciativa personal

Contexto literario:

Aventura

Comentarios:

¿Quieres dar tu opinión sobre este libro? Inicia sesión para dejar tu comentario.